Una tecnología que utiliza un virus con potencial para controlar la hormiga

roja de fuego importada (Solenopsis invicta) ahora está disponible para

licenciar del Servicio de Investigación Agrícola (ARS). ARS está buscando

colaboradores para desarrollar métodos para comercialmente crecer y

empaquetar el virus y para aplicar del virus en el campo.

Las colonias enormes de la plaga causan problemas económicos severos debido

a pérdidas de cultivos, daños a la maquinaria agrícola y el equipo

eléctrico, y aceleración de la erosión del suelo. Las hormigas también

representan una amenaza seria a los humanos y animales vulnerables a los

ataques.

Científicos en la Unidad de Investigación de Hormigas de Fuego e Insectos

Domésticos, parte del Centro de Investigación de Entomología Médica,

Agrícola y Veterinaria en Gainesville, la Florida, están trabajando con un

virus llamado Solenopsis invicta virus-1, o SINV-1, que infecta las

hormigas. Ellos han encontrado este virus en aproximadamente 20 por ciento

de los campos de las hormigas rojas de fuego importadas, donde se parece que

el virus causa la muerte lenta de las colonias infectadas.

La misión del entomólogo del ARS Steven Valles y otros investigadores en la

unidad en Gainesville es encontrar y explotar los microbios patogénicos que

podrían servir para controlar los insectos molestos. Esta tecnología de

SINV-1–todavía en su etapa temprana–es el primer virus confirmado que ha

sido extraído de las hormigas rojas de fuego importadas.

En el laboratorio, SINV-1 demostró ser transmisible y capaz de sustentarse.

Después de su introducción, el virus puede eliminar una colonia dentro de

dos o tres meses. Por lo tanto, los investigadores en Gainesville piensan

que el virus tiene potencial para cultivación y desarrollo en el laboratorio

como un biopesticida viable para controlar S. invicta.

La integración del virus en cebos atrayentes podría rendir una herramienta

para utilización por el sector de control de plagas, los granjeros y

segadores, los consumidores y otras personas que tienen que enfrentar

problemas causados por las hormigas de fuego.