París, 19 Abr (Notimex).- Francia anunció hoy que va a intensificar sus bombardeos en Libia para proteger a civiles de las fuerzas del coronel Muamar Gadafi, mientras los rebeldes libios pidieron la presencia de tropas de la OTAN en tierra para garantizar su protección.

El primer ministro francés François Fillón aseguró este martes que su país intensificará su esfuerzo militar para contrarrestar los ataques de las fuerzas leales a Gadafi en varias ciudades libias y proteger a la población civil, de acuerdo con reportes del diario Le Figaro.

El objetivo es la protección de los civiles, sin embargo “no es a partir de la acción militar de la coalición como se resolverá el conflicto en Libia”, dijo Fillon en rueda de prensa en Kiev, capital de Ucrania, donde efectuó una visita formal.

Mientras tiene lugar la intervención militar, es necesario buscar una solución política a la crisis libia, afirmó el jefe del gobierno francés al apelar por el establecimiento de condiciones para un diálogo entre las partes.

Fillón dijo haber tocado el tema con el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, en el curso de un desayuno en Kiev, y explicó que la posibilidad de entablar negociaciones es la razón de una serie de contactos.

En este marco, los rebeldes que controlan la ciudad libia de Misurata, asediada desde hace dos semanas por las tropas de Gadafi, informaron este martes que pidieron de manera formal la intervención de tropas occidentales en suelo libio para que garanticen su protección.

Nouri Abdallah Abdoullati, representante de los rebeldes, dijo a la prensa en Misurata que solicitaron el envío de soldados franceses y británicos sobre la base de principios humanitarios. “Si ellos no vienen, vamos a morir”, sostuvo.

Los opositores en esa ciudad no tienen contacto con las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), por lo que enviaron su solicitud en una carta al Consejo Nacional de Transición, órgano de representación de la rebelión, con sede en Bengazi.

Por ahora, no han recibido respuesta, dijo Abdoullati y agregó que “nosotros no habíamos aceptado la presencia de ningún soldado extranjero en nuestro país, pero ahora enfrentamos los crímenes de Gadafi”.