Reos no peligrosos de las cárceles salvadoreñas saldrán a trabajar, bajo seguridad policial, laborando en caminos rurales, así mismo, sirviendo en Alcaldías, ministerios e instituciones públicas.

Esto es para re iniciarlos a la vida cotidiana de  ciudadano al cumplir su sentencia.

Estos presos fueron escogidos por su comportamiento y estabilidad productiva durante su estancia en las prisiones.

Antes de ir a los trabajos temporales, los reos han sido capacitados para hacer esos trabajos; también, es necesario que ya hayan cumplido un tercio de su condena antes de hacer uso de este proyecto.