Charlotte (NC), 14 dic (EFEUSA).- Los venezolanos residentes en Carolina del Norte se sumaron hoy a la celebración del “Gran Hallacazo Mundial 2013”, una jornada solidaria realizada de manera simultánea en 12 estados y que tuvo a las típicas hallacas navideñas como plato principal.

La iniciativa, que tuvo como finalidad recaudar fondos para familias en situación de pobreza en el país sudamericano, fue convocada en Carolina del Norte por las organizaciones Ayudando a Venezuela desde el Exterior (AVENEXT), Venezolanos en las Carolinas (VIC) y la Asociación de Madres Venezolanas en el Exterior (AMAVEX).

“La idea es compartir con nuestra gente, ayudar a familias de bajos recursos en la ciudad donde vivimos, y el dinero que la gente nos dé lo enviaremos a una organización en Venezuela para que compre regalos a niños en necesidad”, afirmó hoy a Efe Elvia Tinedo de Gordils, presidenta de VIC.

Según Tinedo, quien el pasado mes de septiembre organizó el “II Arepazo Mundial” en Charlotte, en la jornada de hoy participaron unos 75 restaurantes de 12 estados de EE.UU., además de locales en 16 países del mundo, los que, al igual que en el “Arepazo”, coordinaron su presencia a través de las redes sociales.

“Nosotros enviaremos el dinero recolectado a la Fundación Solidario con Venezuela, en la ciudad de Mérida (Venezuela), y cada ciudad en Estados Unidos se encargará de mandar sus fondos a otra parte de nuestro país”, detalló la venezolana.

La hallaca es plato típico navideño por excelencia en Venezuela y consiste en un pastel hecho con una masa de maíz sazonada con caldo de gallina y coloreada con achiote, la cual es rellenada con un guiso de carne (puede ser res, cerdo, gallina o pollo), además de aceitunas, pasas, cebolla, alcaparras, todo ello envuelto en hojas de plátano sujetadas con hilo.

Las hallacas, que se cocinan luego en agua hirviendo y se sirven con el resto de platillos navideños, suelen estar presentes en la mayoría de hogares de Venezuela durante todo el mes de diciembre, en especial en la cena de Nochebuena y de Fin de Año.

Los venezolanos Minerva Hernández y David Cedeño acudieron hoy al restaurante Arepa Grill, en Charlotte, la ciudad más grande del estado, para comer este platillo y aprovechar la ocasión para cantar villancicos y las gaitas, típica música folclórica surgida en el estado venezolano de Zulia.

“Para mi la hallaca es sinónimo de Navidad, de música, parranda, y hoy vine a comer y a cantar para celebrar la Navidad”, destacó Hernández, oriunda de Valencia.

La venezolana Virginia Carillo y su esposo estadounidense, Burt Carter, fueron otros que participaron de la actividad y degustaron hallacas, pan de jamón, ensalada de gallina y pernil. EFEUSA